t_secret_key = 'pon aquí tu frase aleatoria'; ?> Política y Empresa en América Latina y España 2012

Informe 2012

Empresarios, gobernantes y legisladores de América Latina, España y Portugal analizan en profundidad la relación entre los gobiernos y las empresas en el cuarto estudio elaborado por LLORENTE & CUENCA, en colaboración con CEOE e Instituto de Iberoamérica (Universidad de Salamanca).


Solicitar informe
================================== end Maindiv -->

Panamá

La muestra en Panamá está compuesta por 157 dirigentes, de los cuales 93 son empresarios y 64 gobernantes y políticos. Del análisis de sus respuestas se extraen la siguientes conclusiones:

  • Los empresarios panameños (28% suficiente, 31,2% frecuente y 9,7% constante) son más positivos que los gobernantes y políticos (29,7% suficiente, 18,8% frecuente y 18,8% constante) al evaluar el contacto entre las empresas y el Gobierno. En 2011 los empresarios respondieron en un 14% suficiente, en un 32% frecuente y en un 11% constante; los políticos contestaron en un 23% suficiente, en un 32% frecuente y en un 14% constante.
  • El conocimiento que declaran tener los empresarios respecto a las políticas económicas y empresariales del Gobierno es positivo: suficiente, 30,1%; considerable, 35,5%; y muy considerable, 10,8%. En esa misma línea se muestran los gobernantes y políticos consultados, aunque algo menos polarizados, al ponderar el conocimiento que tienen respecto a las demandas empresariales: 20,3% suficiente, 23,4% considerable y 10,9% muy considerable. El año pasado los empresarios calificaron el conocimiento que tenían respecto a las políticas económicas y empresariales del Gobierno como suficiente (27%), considerable (21%) y muy considerable (13%); los gobernantes consultados en un 28% proclamaron suficiente el conocimiento que tenían de las demandas empresariales, en un 18% considerable y en un 14% muy considerable.
  • Este año tanto empresarios como políticos esgrimen una visión positiva sobre la influencia que tienen las empresas en el diseño de las políticas económicas del Gobierno: los empresarios dicen en un 25,8% suficiente, en un 21,5% considerable y en un 2,2% muy considerable; los políticos señalan en un 31,3% suficiente, en un 25% considerable y en un 14,1% muy considerable. Sin embargo, el año pasado empresarios y políticos tuvieron respuestas opuestas: los empresarios contestaron en un 45% escasa y en un 5% nula; los políticos respondieron en 34% regular, en un 26% considerable y en 10% muy considerable.
  • Parece que hay una visión algo pesimista entre empresarios y gobernantes sobre la confianza que la política del Gobierno genera en las empresas: los empresarios tienen un 41,9% de respuestas en suficiente, un 22,6% en escasa y un 3,2% en nula; los gobernantes y políticos 20,3% en suficiente, 31,3% en escasa y 4,7% en nula. En 2011 los empresarios fueron menos optimistas que los gobernantes y políticos encuestados respecto a la confianza que la política del Gobierno generaba en las empresas: el 33% de los empresarios argumentó suficiente, el 34% escasa y el 1% nula; los gobernantes y políticos señalaron con un 34% suficiente, con un 18% escasa y con un 3% nula.
  • Según los empresarios panameños la colaboración del Gobierno del país a la actividad del sector empresarial es en un 50,5% suficiente, escasa en un 20,4% y nula en un 7,5%; los gobernantes y políticos aducen que la colaboración del sector empresarial a la actividad del Gobierno del país es en un 34,4% suficiente, en un 25% escasa y en un 6,3% nula. En el pasado ejercicio una gran parte de los encuestados era también pesimista en sus apreciaciones: los empresarios respondieron en un 43% suficiente, en un 27% escasa y en un 5% nula; los gobernantes contestaron en un 36% suficiente, en un 29% escasa y en un 8% nula.
  • Disparidad de criterios a la hora de delimitar la aceptación de la política económica gubernamental entre las empresas: los empresarios sostienen que es suficiente en un 37,6%, alta en un 18,3% y muy alta en un 6,5%; los gobernantes que es suficiente en un 23,4%, baja en un 32,8% y muy baja en un 9,4%. El año pasado los empresarios la calificaron de suficiente en un 35%, baja en un 39% y muy baja en un 7%; y los gobernantes señalaron suficiente en un 34%, baja en un 23% y muy baja en un 14%.
  • La visión sobre el apoyo de la política exterior a la actividad empresarial guarda sintonía entre los dos sectores consultados, esto es, empresarios (37,6% suficiente, bastante 19,4% y mucho 11,8%) y gobernantes (20,3% suficiente, 26,6% bastante y 15,6% mucho). En 2011, la percepción fue más parecida entre empresarios (23% suficiente, 25% bastante y 7% mucho) y gobernantes (27% suficiente, 21% bastante y 10% mucho).
  • Tanto empresarios (44,1% suficiente, 19,4% baja, 6,5% muy baja) como políticos (35,9% suficiente, 23,4% baja y 10,9% muy baja) parecen observar cierto grado de mejora en la seguridad jurídica de las empresas en Panamá. En la edición pasada de la investigación se dieron distintas proporciones de respuestas, aunque la mayoría de ellas se polarizaron en las opciones positivas: los empresarios dijeron que era suficiente en un 32%, alta en un 13% y muy alta en un 14%; los políticos señalaron que era suficiente en un 41%, alta en un 24% y muy alta en un 11%.
  • Opiniones diferentes entre empresarios (34,4% suficiente, 31,2% bastante y 9,7% mucho) y gobernantes (20,3% suficiente, 32,8% poco y 6,3% nada) sobre la contribución de las empresas en materia de responsabilidad social corporativa. El año pasado en los empresarios, el 21% señaló suficiente, el 47% poco y el 2% nada; en gobernantes, el 36% suficiente, el 29% poco y el 8% nada.
  • Tanto empresarios como políticos sostienen que las medidas en el mercado laboral (40,9% y 53,1%, respectivamente) son las más urgentes para acordar entre empresarios y Gobierno y así afrontar la situación económica del país. Los empresarios observan como segunda opción las medidas en la deuda pública (31,2%) y como tercera las medidas en el marco regulatorio (8,6%). Los políticos en segunda posición las medidas en la deuda pública (23,4%) y en tercera las medidas fiscales (10,9%). En 2011, los políticos entendieron que las medidas en el mercado laboral (57%) eran también las más urgentes para acordar entre empresarios y Gobierno y después colocaron las medidas fiscales (14%); mientras, los empresarios apostaron por las medidas fiscales (28%) y las medidas en política social (19%).
  • Los empresarios panameños sostienen que la primera característica de un buen político es el carisma, la segunda la experiencia en cargos anteriores y la tercera que cumpla sus promesas electorales. Según los políticos y gobernantes las tres características, por este orden, que debe tener un buen empresario son: honradez; ser deliberante y dialogante; y que gestione desde la responsabilidad social corporativa.